Compilar y ejecutar aplicaciones en Kotlin

Compilar archivos en Kotlin es relativamente una tarea muy sencilla, en una sola línea, sin trucos adicionales y engorrosos que nos lleve a gastar tiempo extra investigando como hacerlo. Para esta publicación utilizare un programa demasiado sencillo pues la finalidad es explicar la forma de compilar y ejecutar aplicaciones.

1) Creación de nuestra aplicación:

package compilando

fun main(args: Array<String>) {
    println("Bienvenidos a Mis Fragmentos de Código")
    println("Mar 06 de Febrero de 2018")
}

Una aplicación súper sencilla pero se puede usar con aplicaciones más extensas como las publicadas en este sitio o una de su propia autoría, al no requerir trucos esto se puede hacer desde un editor de textos normal.

2) Compilando nuestra aplicación:

[fixedtorres@linuxero]$ kotlinc -include-runtime Bienvenidos.kt -d Bienvenidos.jar

Ya lo dije, no se requieren trucos engorrosos para compilar un archivo en Kotlin. Existen 2 binarios, el primero es para invocar el compilador y el segundo es para ejecutar el archivo generado en el proceso de compilación.



El binario para invocar al compilador se llama kotlinc y va acompañado de otras opciones para realizar una compilación exitosa. La opción -include-runtime incluye la biblioteca runtime y aunque no es obligatoria, se recomienda para realizar un proceso fluido generando un ejecutable autocontenido con el runtime ya que de otra forma podría resultar menos práctica ejecutar la aplicación al no contener la biblioteca runtime. Con la opción -d le indicamos a Kotlin como queremos que se llame el archivo o directorio final.

3) Ejecutando nuestra aplicación:

Los archivos ejecutables generados por Kotlin tienen la extensión .jar, igual que Java y se pueden ejecutar de dos formas diferentes que quedan al gusto de cada persona:

1) Usando el script kotlin:

[fixedtorres@linuxero]$ kotlin Bienvenidos.jar

2) Usando el binario java con el parámetro -jar:

[fixedtorres@linuxero]$ java -jar Bienvenidos.jar

Como se puede ver son 2 formas muy sencillas de ejecutar nuestras aplicaciones escritas con Kotlin y esto se debe a que se ha incorporado el runtime cuando se realizó la compilación del archivo fuente, de lo contrario el proceso sería más largo ya que al momento de ejecutar el archivo .jar debemos incluir el runtime usando la opción -classpath más la ruta en donde se encuentre ubicado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *